Inicio

 

Es importante una gestión eficaz del marketing y de las competencias comerciales cuando se pilota una empresa, sea cual sea su dimensión. No se puede vivir de espaldas al mercado, y es necesario poner foco en el cliente. Eso es lo que hace que un negocio sea sostenible y perdure en el tiempo. Superada la obsesión de enfocarse en el producto, ha llegado el momento de enfocarse en el cliente (creando relaciones con él). El marketing nos posiciona en el mercado, en función de los consumidores, competencia, y tendencias (tres variables que nos aportan muchos datos), y una buena labor comercial nos genera recursos y el retorno de la inversión.

Las empresas dedicadas al mercado de la moda y la belleza; perfumerías, peluquerías, salones de estética, parafarmacias, diseñadores, talleres de moda y boutiques, principalmente, representan una cuota muy importante de mercado. Y lo representan porque la “imagen personal”, es uno de los intereses, más importantes del usuario actual. Hablar de “imagen personal”, es referirse a la belleza, pero también a la moda, ambas entran dentro del mismo hábito de consumo. En datos cuantitativos cada español se gasta una media de 600€ en belleza y moda, de los que moda son unos 450€ y belleza 150€.

A pesar de la importancia de este mercado, formado por unos 150.000 puntos de venta, de los que peluquerías son 50.000, centros de estética, 22.000, centros médicos estéticos, 3.560, hoteles con spa 700, boutiques 60.000 y parafarmacias más de 15.000; gran parte del sector está formado por micropymes y autónomos, en donde hay una gran necesidad de profesionalización y desarrollo en el área del marketing que redunde en más y mejores ventas, y suponga un desarrollo de experiencias con los clientes que supere todas sus expectativas.